Restaurante El Mirador, que mira a Alcalá del Júcar.

Restaurante El Mirador, que mira a Alcalá del Júcar.

Fui a Alcalá del Júcar, (si quieres ver la entrada haz clic aquí) y fui a comer al restaurante más recomendado por ahí, os dejo el relato a continuación:

Empezamos con que no está en Alcalá del Júcar, está en lo alto y es otra localidad, Las Eras, es importante esto cuando pones el navegador a trabajar. Por lo tanto puedes llegar al restaurante antes que a Alcalá o debes coger el vehículo (o andando, tú mismo) y tienes un tramo de curvas bien cerradas hasta llegar al restaurante El Mirador.

Ojo! hay que reservar mesa porque está muy demandado, además te recomiendo encarecidamente que cuando reserves solicites mesa con vistas, para que no te pase lo que a mí, que fue lo peor del viaje cuando pedí una mesa que había libre en la ventana, la de la foto de abajo, y me dijeron que estaba reservada. Yo me fui de ahí a las 16:25 y no se usó… Me molestó bastante, la verdad.

Para ser objetivo el sitio es bonito y tiene un aparcamiento muy amplio, cosas que valoro mucho. tiene por lo que vi tres ambientes distintos, una terraza preciosa que mira a Alcalá, una zona de bar con barra y mesas altas y el comedor. Todo limpio y bonito.

En la barra te reciben y acomodan donde toque, te dejan este folio con el menú del día y el código QR para que veas la carta desde tu móvil (para ver la carta haz clic aquí).

seg_soft

Tengo que decir que el vino lo tenían en armarios bodega expositor a buena temperatura y la carta de vinos me resultó agradable en su sencillez y precios moderados.

mesa restaurante el mirador las eras

Nos habían dicho que probáramos los huevos rotos con trufa y jamón e hicimos caso, porque hay cosas que no son para discutir, la verdad es que la patata era un poco terrosa pero el resultado final es bueno, pan de barra y plato «rebañao».

De segundo pedimos una carne y un pescado, me quedé con las ganas de probar las croquetas, ya sabéis que son una de mis debilidades carnales pero el camarero me dijo que con los huevos estará bien, bueno, vale, de acuerdo.

Solomillo de atún a la plancha decía la carta, mi acompañante solicitó una guarnición que no fuese la verdura que nos dijo el camarero. Así que papas pató, jeje.

Yo pedí consejo al camarero y me recomendó el entrecot de ternera, lo pedí al punto y me gustó que la cubertería fuese albaceteña, no tanto que fuese de sierra pero vamos, que es lo de menos. la carne bien y ya.

Con los postres igual, nos recitó el amable camarero el surtido pero le pedimos consejo y acabamos solicitando esta tarta de la abuela de arriba y el pan de Calatrava de abajo, estaban buenos.

Me hubiese encantado comer con esas vistas

Camarero! La cuenta y la puerta!, así terminó la pitanza en el restaurante El Mirador, que mira a Alcalá del Júcar desde Las Eras. Buena relación calidad precio y por favor, que no os pase como a mí, RESERVAD MESA PIDIENDO VENTANA O VISTAS SI ES FUERA.

El Restaurante El Mirador está en la calle Morrón sin número, de Las Eras, Albacete. Teléfono 637 76 71 60

Alcalá del Júcar

Alcalá del Júcar

En una visita breve a Alcalá del Júcar a raíz de los buenos comentarios hice videos, tomé fotos y dame cinco minutos que te cuento:

Alcalá del Júcar es una localidad en la provincia de Albacete que considero es uno de los pueblos más bonitos de España, está a poco más de 60 km de Albacete y en entorno que le rodea no solamente es precioso, también mágico.

después de oír las bondades de este municipio decidí dedicarle un miércoles que es mi día libre. Y bien merecía la pena porque es uno de los pueblos más bonitos que he visto, mirusté:

para ir por partes se llega bien, carreteras bien asfaltadas e inevitable tramo de curvas pero muy ameno y con unas vistas bonitas. algo que valoro mucho es que se aparque bien y a pesar de ser un pueblo pequeño tiene varias zonas preparadas para que aparquemos los turistas, yo decidí aparcar en una zona no vigilada que cobran 2 € por día, me pareció justo y buena idea, igual que evitar que se circule por las angostas calles del cetro, que superan en dificultad a las de mi Toledo del alma.

El entorno del río, paseo y puente romano es una pasada, luego hay que subir a pié por esas calles empinadas, recomiendo calzado cómodo.

No sé si se ve bien la diferencia de alturas, así en un zigzag bien empinado se sube al castillo, por unas calles plagadas de casas cueva que detrás de una fachada recta esconden viviendas excavadas en la piedra, y cuevas como la del diablo que con casi cien metros de tunel sale al otro lado de la sierra.

en lo alto está el castillo, y además de bonito por su restauración tiene unas vistas espectaculares, y en la falda de la fortaleza una casa cueva que es un primor!, La entrada para visitar castillo y casa cueva son 2,5€ por persona. La casita es una pasada!

Y bueno, luego puedes comer por los variados establecimientos de Alcalá del Júcar, había oferta. Yo tiré «Pal monte» y me fui al mirador, pero eso es otra historia, será la próxima entrada en mi blog.

En conclusión, Alcalá del Júcar me ha parecido un pueblo precioso, su entorno es privilegiado y bien merece una a visita. Hay par echar un día largo así que te puedes plantear pernoctar ahí. Yo me enciendo un puro, cierro los ojos y vuelvo a Alcalá imaginándome qué bonito será de noche.

Por cierto, las macetas son de las cuevas del diablo
Hotel restaurante Albamanjon.

Hotel restaurante Albamanjon.

Castilla La Mancha es conocida como seca y llana, pero esta severa afirmación es demasiado rotunda y falta de veracidad. Cinco provincias y novecientos noventa municipios dan para mucho y los parajes idílicos afloran como oasis en un desierto de película. Entre los lugares más celebrados de La Mancha está, sin lugar a dudas las Lagunas de Ruidera, y a cualquiera se le antoja una vueltecilla, especialmente si sabemos que las últimas lluvias le han dado volumen y vida, era el caso.

Raúl Ares restaurante Albamanjon

Hace algún tiempo conocí a Raúl Ares, que es copropietario junto a su pareja, Mar del Hotel Restaurante Albamanjon, Raúl pertenece a Eurotoques como mi jefe, y en algún evento coincidimos y, las cosas como son, me pareció un buen tío, parco en palabras pero amable y denotaba amor por la hostelería, eso es síntoma de ser generoso y trabajador, mirusté. Este verano me acerqué a conocer Albamanjon y, sinceramente me encantó:

Se llega bien y el paraje es precioso, Albamanjon tiene fácil aparcamiento y unas vistas de lujo, además de ser un lugar pintoresco y precioso, Mar y Raúl hacen buen equipo y se siente un trato afectuoso, cercano. A todo eso le sumamos que se come bien y ¡Miel sobre hojuelas!. Adjunto algunas fotos:

Si si si. producto y elaboraciones sinceras, una carta completa y con detalle de todo, os paso enlace a la carta de su página web:

https://www.albamanjon.net/Restaurante.html

vistas desde habitacion hotel albamanjon

El hotel es variopinto, son suites emplazadas en una ladera, se sube a las habitaciones por una escalera empinada así que no es accesible para personas con dificultad de movimiento, pero los demás podemos disfrutar de uno de los alojamientos con más encanto que he conocido en mi tierra. Hice una barbaridad de videos pero os voy a dejar sólo uno con las vistas de la suite que alberga el molino:

De veras que las vistas son preciosas, con servicio de habitaciones para los que prefieren disfrutar de las cómodas estancias. Es uno de los destinos que tengo recomendado a mi gente, el que va repite.

mapa lagunas de ruidera
Vista desde la Laguna, porque también me di una vuelta en patín 😉
Un brindis a vuestra salud ¡Mucha Mancha!

Pin It on Pinterest