El doncel de Sigüenza.

El doncel de Sigüenza.

Reconozco que no he ido mucho a la provincia de Guadalajara, está alejada de mi Ciudad Real de crianza y de mi Toledo adoptiva, recuerdo con cariño la primera experiencia arriacense, fue en 1996 cuando mi amigo del alma Antonio de la Cruz me recogió de un hospital de Madrid y me llevó al «maratón de los cuentos», que es un festival de narración oral que se realiza cada año en el palacio del Infantado de Guadalajara durante el segundo o tercer fin de semana de junio. Reúne a contadores de cuentos o cuentacuentos de todo el mundo que narran de forma ininterrumpida durante el fin de semana, fue emocionante. Después de tantos años mis vacaciones anuales dieron pie a que llamara a mis amigos del restaurante El Doncel de Sigüenza y reservara mesa, tuve suerte porque está muy demandado y tiene porqué:

Catedral de Sigüenza mucha Mancha
Catedral de Sigüenza

Ir a Sigüenza implica inevitablemente visitar, como poco, su Catedral y el museo diocesano, cientos de años de arte e historia que bien merecen la pena pagar la entrada y esas horas de admiración.

El Doncel de Sigüenza
El Doncel de Sigüenza

No me he podido resistir a compartir una de las cien fotos que hice, claro, al El Doncel de Sigüenza, más información de esta obra de arte haciendo clic aquí mismo.

https://es.wikipedia.org/wiki/Mart%C3%ADn_V%C3%A1zquez_de_Arce

Ahora sí, llego al Restaurante El Doncel de Sigüenza, un negocio familiar que los hermanos Pérez, Enrique en los fogones y Eduardo en la sala, regentan con la gracia del que ama lo que hace, y donde lo hace, porque la casona data de 1728 y llevan cuatro generaciones dando de comer y hospedaje. El lugar es precioso y actualizado sin perder la vista de las piedras de los muros antiguos, mesas amplias y distanciadas, mantel blanco y cristalería chula, todo empieza bien cuando todo el personal te saluda y sonría amablemente, me doy un abrazo con «Edu y Quique», pido ver a mi amigo Sergio Molina que trabaja hace años con ellos y aprecio sinceramente, vuelvo a estrechar la mano de Andrei, compañero y excelente profesional que nos trató divinamente y que se añade a las filas de ASUMAN, un vermú y arrancamos el festival:

Eduardo es un barman fabuloso, y sus compañeros se empapan de ese amor con el cóctel y Andrei me lo demuestra con este vermutito «bien preparao» que se marca delante nuestro. ¡Viva!.

Los aperitivos vienen rodados, con alegría y por supuesto una cata de aceite junto a dos tipo de pan de hogaza. El arbol lleva unos «snack», uno de pimentón, otro de morcilla , yuca y setas y un nido super gracioso con un huevo, en realidad es un bombón de queso de cabra y romero. Sencillamente genial.

Cecina con pistachos

Vamos con una tierna y sabrosa cecina con pistachos de Villacañas, mirusté.

aperitivos El doncel de Sigüenza

Un falso maki, que es una ensalada de perdiz, un pepino con mantequilla de anchoa y mostaza, y un sandwich de pulpo, delicioso todo.

Caldo de cocido de El Doncel de Sigüenza
Caldo de cocido de El Doncel de Sigüenza

Quique sale a sala a terminar platos y explicarlos, es muy agradable y cercano, aquí me servía un caldo de cocido con morteruelo, ¡toma ya!. (me tomé una licencia y le añadí unas gotas del palo cortado….)

tarta de trucha de El Doncel de Sigüenza
tarta de trucha de El Doncel de Sigüenza

De nuevo un plato que terminan vista al cliente es este tartar de trucha y mango con velo de tocino ibérico, es un bocado sedoso y sabrosísimo que me encantó.

Ajoblanco con ostra y lichi de El Doncel de Sigüenza

Otro plato, Ajoblanco con ostra y lichi, el ajoblanco se elabora con almendra tosatada y es un plato que no deja indiferente.

el Doncel de Sigüenza trufa yema
el Doncel de Sigüenza trufa yema

Hay que decirlo y se dice, un huevo frito le gusta a casi todo el mundo, sólo he oído a Alberto Chicote decir que no le va… le perdono porque las manías son muy particulares pero la yema de huevo, como dice mi amigo Sergio Molina, es una de las mejores salsas que existen. Aquí una crema de apiobola con yema de huevo, portovelo y trufa, mucha trufa (que siempre es poca), y crujientes de chirivía (¡¿cuando serás mía!?) jejeje. RICO RICO, y con fundamento oiga!

Bacalao El Doncel de Sigüenza

Siempre digo que con permiso de las truchas y extintas anguilas, no hay pescado más castellano que las sardinas y el bacalao, que legaban en salazón al interior de la península y gracias a esa conserva natural y eficaz están muy presentes en el recetario castellano manchego. Aquí he comido un delicioso bacalao con guiso de callos de ternera y un pil pil de azafrán de La Mancha.

Albóndiga de carne de corzo El Doncel de Sigüenza

La caza está presente, claro. Y esta deliciosa albóndiga de Corzo era tierna y suave, adermás estaba bien acompañada de una arroz venere y salsa con trufa. Me hubiese comido las que pusiese, sí sí.

cordero meloso el Doncel de Sigüenza

Tengo debilidad por el cordero, será por mis años de pastor o sencillamente porque es un bocado delicioso que, elaborado por manos tan profesionales te hace disfrutar tanto. Cuello de cordero asado y deshuesado y bien salseado, jugosísimo y sabrosón.

Postre El Doncel de Sigüenza

El postre trae chocolate, vamos bien! Chocolate y plátano, helado… todo rico y….

Postre espuma de coco crema de maracuyá y helado de wasabi de el Doncel de Sigüenza

Los manchegos no somos golosos, que va… ¡SOMOS GALGOS! Y los hermanos Pérez lo saben y me arriman otro postre, una espuma de coco crema de fruta de la pasón y helado de wasabi . Nunca había comido Wasabi en un postre y le va muy bien.

petit four el Doncel de Sigüenza

Buen café, buenos dulces para acompañarlos, la enhorabuena a todo el equipo con un saludo muy especial para Andrei el Sumiller, que me dijo «- un para de copillas, Adán…» y me hic¡zo un recital de excelentes vino bien servidos.

Ha sido una experiencia maravillosa, gracias por todo.

Adán Israel

Asador Restaurante San Huberto.

Asador Restaurante San Huberto.

Ciudad Real disfruta de un gran restaurante hace muchos años, yo conocí San Huberto en su primera localización en el centro, ¡hace más de veinte años!, luego llegó el segundo restaurante, hace unos dieciséis años que Serrano, ejemplar empresario restaurador inauguró el que hoy presento. Asador Restaurante San Huberto.

Fachada del Restaurante San Huberto

Como siempre vamos por partes, a San Huberto se llega bien, a la hora de la comida se suele aparcar bien, y un seguro servidor vuestro valora eso mucho.

Terraza cubierta asador San Huberto Ciudad Real
uno de los comedores del Restaurante asador San Huberto de Ciudad Real

el Restaurante San Huberto tiene dos comedores principales mas un reservado pequeño, todos con mucha luz natural, y una excelente terraza cubierta tan válida para invierno con para verano, que en estos tiempos terribles qué exigen poder comer al aire libre le da una vida especial al restaurante. En condiciones normales también es una pasada!

Jesús Miguel Serrano asador Restaurante San Huberto

El propietario se llama Jesús Miguel Serrano, es un hostelero de toda la vida que conoce muy bien la capital ciudadrealeña y su clientela, lleva muchísimos años atendiendo a clientes satisfechos que vuelven y le recomiendan, entre ellos yo mismo. Sus hijos colaboran, especialmente Cristina que atiende y dirige la sala.

Voy al tema, en esta casa te sientes en familia y sabes que todo será de primera calidad así que mi frase fue «lo que quieras como quieras», y creo que es la primera vez que no le doy Candela a unas buenas croquetas pero, lo dejo en la bandeja de pendientes…


De bienvenida con el aperitivo unas buenas aceitunas aliñadas, luego no son motivos para discutir, una lasquitas de jamón muy bien cortado y una regañás crujientes…

Cristina me dijo de una buena anchoa santoñesa y una mejor sardina Ahumada servida con aguacate, y me puso una pieza de cada, que es algo muy de agradecer, deliciosos bocados:

Después, uno de los clásicos más celebrados, una estupenda vieira gratinada:

Y llega el momento más celebrado en esta santa casa, un asado como Jesús y familia saben hacer, (ojo que digo familia porque el equipo en hostelería se denomina brigada o familia). Una estupenda paletilla de cordero lechal asada con unas patatitas y su caldo:

horno del Restaurante asador San Huberto

el postre no desmerece, es una sopa de vainilla con helado de pistacho muy rico

Todo está la altura de las expectativas, con un café excelente unas tejas de almendra ricas ricas

La familia Serrano tiene el buen hacer de quien hace las cosas con agrado y con sumo gusto, disfruta el oficio y su clientela ya de mucho tiempo se lo agradecemos.

El restaurante asador San Huberto está en la Calle de Montiel sin número de Ciudad Real, puedes reservar llamando al 926923535 o en su web asadorsanhuberto.es

Restaurante El Mirador, que mira a Alcalá del Júcar.

Restaurante El Mirador, que mira a Alcalá del Júcar.

Fui a Alcalá del Júcar, (si quieres ver la entrada haz clic aquí) y fui a comer al restaurante más recomendado por ahí, os dejo el relato a continuación:

Empezamos con que no está en Alcalá del Júcar, está en lo alto y es otra localidad, Las Eras, es importante esto cuando pones el navegador a trabajar. Por lo tanto puedes llegar al restaurante antes que a Alcalá o debes coger el vehículo (o andando, tú mismo) y tienes un tramo de curvas bien cerradas hasta llegar al restaurante El Mirador.

Ojo! hay que reservar mesa porque está muy demandado, además te recomiendo encarecidamente que cuando reserves solicites mesa con vistas, para que no te pase lo que a mí, que fue lo peor del viaje cuando pedí una mesa que había libre en la ventana, la de la foto de abajo, y me dijeron que estaba reservada. Yo me fui de ahí a las 16:25 y no se usó… Me molestó bastante, la verdad.

Para ser objetivo el sitio es bonito y tiene un aparcamiento muy amplio, cosas que valoro mucho. tiene por lo que vi tres ambientes distintos, una terraza preciosa que mira a Alcalá, una zona de bar con barra y mesas altas y el comedor. Todo limpio y bonito.

En la barra te reciben y acomodan donde toque, te dejan este folio con el menú del día y el código QR para que veas la carta desde tu móvil (para ver la carta haz clic aquí).

seg_soft

Tengo que decir que el vino lo tenían en armarios bodega expositor a buena temperatura y la carta de vinos me resultó agradable en su sencillez y precios moderados.

mesa restaurante el mirador las eras

Nos habían dicho que probáramos los huevos rotos con trufa y jamón e hicimos caso, porque hay cosas que no son para discutir, la verdad es que la patata era un poco terrosa pero el resultado final es bueno, pan de barra y plato «rebañao».

De segundo pedimos una carne y un pescado, me quedé con las ganas de probar las croquetas, ya sabéis que son una de mis debilidades carnales pero el camarero me dijo que con los huevos estará bien, bueno, vale, de acuerdo.

Solomillo de atún a la plancha decía la carta, mi acompañante solicitó una guarnición que no fuese la verdura que nos dijo el camarero. Así que papas pató, jeje.

Yo pedí consejo al camarero y me recomendó el entrecot de ternera, lo pedí al punto y me gustó que la cubertería fuese albaceteña, no tanto que fuese de sierra pero vamos, que es lo de menos. la carne bien y ya.

Con los postres igual, nos recitó el amable camarero el surtido pero le pedimos consejo y acabamos solicitando esta tarta de la abuela de arriba y el pan de Calatrava de abajo, estaban buenos.

Me hubiese encantado comer con esas vistas

Camarero! La cuenta y la puerta!, así terminó la pitanza en el restaurante El Mirador, que mira a Alcalá del Júcar desde Las Eras. Buena relación calidad precio y por favor, que no os pase como a mí, RESERVAD MESA PIDIENDO VENTANA O VISTAS SI ES FUERA.

El Restaurante El Mirador está en la calle Morrón sin número, de Las Eras, Albacete. Teléfono 637 76 71 60

Alcalá del Júcar

Alcalá del Júcar

En una visita breve a Alcalá del Júcar a raíz de los buenos comentarios hice videos, tomé fotos y dame cinco minutos que te cuento:

Alcalá del Júcar es una localidad en la provincia de Albacete que considero es uno de los pueblos más bonitos de España, está a poco más de 60 km de Albacete y en entorno que le rodea no solamente es precioso, también mágico.

después de oír las bondades de este municipio decidí dedicarle un miércoles que es mi día libre. Y bien merecía la pena porque es uno de los pueblos más bonitos que he visto, mirusté:

para ir por partes se llega bien, carreteras bien asfaltadas e inevitable tramo de curvas pero muy ameno y con unas vistas bonitas. algo que valoro mucho es que se aparque bien y a pesar de ser un pueblo pequeño tiene varias zonas preparadas para que aparquemos los turistas, yo decidí aparcar en una zona no vigilada que cobran 2 € por día, me pareció justo y buena idea, igual que evitar que se circule por las angostas calles del cetro, que superan en dificultad a las de mi Toledo del alma.

El entorno del río, paseo y puente romano es una pasada, luego hay que subir a pié por esas calles empinadas, recomiendo calzado cómodo.

No sé si se ve bien la diferencia de alturas, así en un zigzag bien empinado se sube al castillo, por unas calles plagadas de casas cueva que detrás de una fachada recta esconden viviendas excavadas en la piedra, y cuevas como la del diablo que con casi cien metros de tunel sale al otro lado de la sierra.

en lo alto está el castillo, y además de bonito por su restauración tiene unas vistas espectaculares, y en la falda de la fortaleza una casa cueva que es un primor!, La entrada para visitar castillo y casa cueva son 2,5€ por persona. La casita es una pasada!

Y bueno, luego puedes comer por los variados establecimientos de Alcalá del Júcar, había oferta. Yo tiré «Pal monte» y me fui al mirador, pero eso es otra historia, será la próxima entrada en mi blog.

En conclusión, Alcalá del Júcar me ha parecido un pueblo precioso, su entorno es privilegiado y bien merece una a visita. Hay par echar un día largo así que te puedes plantear pernoctar ahí. Yo me enciendo un puro, cierro los ojos y vuelvo a Alcalá imaginándome qué bonito será de noche.

Por cierto, las macetas son de las cuevas del diablo
Lagunas de Villafranca

Lagunas de Villafranca

En el término de Villafranca de los Caballeros dirección a Quero, dentro de la provincia de Toledo, hay una Reserva Natural de la Biosfera, el complejo lagunar conocido como Lagunas de Villafranca. Ayer pasé por ahí y te cuento como lo vi:

Yo salgo desde Quintanar de la Orden que es mi hogar, en dirección a Miguel Esteban y de ahí a Villafranca de los Caballeros, debo cruzar la localidad y sólo salir me encuentro la laguna de la sal, unas salinas con centímetros de agua que ya es mucho para lo que se ha visto. Os dejo un vídeo del «40 de Mayo» del 2020

Continúo unos kilómetros de estupenda carretera y llego a la laguna grande, me alegra mucho verque tiene agua y que está felizmente frecuentada de familias con el bullicio del gentío, hay agua y hay vida, Ay! que alegría!:

Las lagunas se nutres del río Gigüela y actualmente es una reserva natural protegida, ésta tiene una extensión de algo más de trescientas hectáreas y tien un alto valor por el microclima y la fauna autóctona, además del valor cultural y social que aporta a la comarca cuando tienen agua y son disfrutadas por todo aquel hijo de vecino que se acerca, como un servidor dusté.

El lugar es precioso y a los que nos gusta la fotografía nos regala escenas como las que os enseño, mi musa se deja retratar en las barcas que en época de bonanza hídrica se han podido usar en la laguna grande, no sé si en la laguna chica…

Así os dejo, con una preciosa vista del ocaso en las lagunas de Villafranca de los Caballeros, espero que no sea el de ellas, a pesar de la masificada explotación de acuíferos y de la sequía que acaba haciendo estragos en estos humedales que dan vida al corazón de Castilla La Mancha.

Abuela Maravillas

Abuela Maravillas

Zorita de los Canes es una localidad de la provincia de Guadalajara perteneciente a la comarca de «La Alcarria», cuenta con setenta habitantes y, entre otras cosas le da fama y visitas el castillo y un yacimiento arqueológico.

Yo hoy escribo de las bondades del restaurante Abuela Maravillas que llevan años recomendándome dos grandes amigos:

se llega bien, carreteras de ir despacito pero el viaje es agradable, y se aparca bien en circunstancias normales, sólo entrar a Zorita hay un bar y el restaurante:

La sala es bonita y acogedora, limpia y enseguida las dos camareras te reciben y acomodan, como ves hay pocas mesas y algunas afortunadas con ventana y sus vistas, por lo que recomiendo reservar mesa y solicitar con vistas.

Llega la carta del restaurante Abuela Maravillas y la oferta es amplia y con carácter propio, es una oferta con declaración de intereses, y siempre digo que los precios y sus valoraciones las haga cada uno. Personalmente lo veo en la media, no hay menú de ningún tipo y el personal se ofrece para ayudar asesorando.

Con la bebida llegan casi a la vez dos aperitivos que se agradecen, la banderilla de la foto y los cuenquitos con crema de puerros, receta original fuera de lo habitual. Caen bien.

El pan! Miiii tesooooro! Barra y buena, cumple y oye, por un eurillo por comensal está más que bien.

Un clásico bien realizado, el foie con manzana caramelizada. Buena textura, buena temperatura y si parece pequeño es porque los entrantes pedimos medias raciones, porque luego queríamos subir al castillo…

El taco de morro y oreja a la plancha con salsa kimuchi es la curiosidad del día. Crocante por fuera y tierna y melosa por dentro, y la original combinación con la salsa japo quedaba bien.

Pedimos carne, pecatum est?. Pos bueno, pos vale. Abanico de cerdo ibérico a la parrilla con patata asada y judías verdes. Sabroso.

Carrilleras de cerdo al Pedro Ximénez y pasas, y la misma guarnición, si algo funciona… Estaban tiernas y jugosas.

Llega el momento dulce, y los golosones lo celebramos! Así este bizcocho borracho de miel Denominación de Origen Miel de la Alcarria en su aparente sencillez. Cumple.

Arroz con leche a la vainilla y caramelizado, grano enorme, meloso y bien de cantidad.

La cuenta y la puerta! Por lo que veo el ticket medio ronda los 35€ y después de un cafelillo me llama el castillo! (Pareado me he encontrado)

Si señor, paseíllo y puro como las corridas de toros!

Viva Zorita de los Canes, viva Guadalajara y Beba Mancha, oiga!

Restaurante Abuela Maravillas está en la Avenida Excelentísima Diputación Provincial (es una calle pequeñita, no hay pérdida. Puedes llamar al 949375112

Pin It on Pinterest